Jardines del hotel con encanto en Menorca

Los jardines de Son Granot tienen una superficie cercana a 10.000 m2 y son de un marcado carácter mediterráneo, donde hay plantas autóctonas de la isla de Menorca junto a dos grandes praderas de césped y palmeras. También hay manzanilla y otras plantas aromáticas que se recolectan para utilizarlas en la elaboración de nuestros platos e infusiones.

 

Integradas en el jardín se encuentran dos eras perfectamente conservadas y donde antaño se realizaban las labores tradicionales agrícolas. También existen distintos lugares donde poder sentarse a leer o simplemente dejar pasar el tiempo acompañados por el alegre rumor de una fuente.

En el jardín también se encuentra el huerto y va cambiando según la época del año, como se hacía antes. Se cultivan de manera biológica muchos de los ingredientes para nuestros platos: distintas variedades de tomates, lechugas, calabacines, pepinos, berenjenas, pimientos, judías, coles, brócoli, zanahorias, rábanos, melones, sandías.

Jardines del hotel con encanto en Menorca. Son Granot

 

Distribuidos por el jardín se encuentran a su vez árboles frutales como limoneros, higueras y almendros.

Los clientes que nos visitan pueden disfrutar de la experiencia de pasear por un jardín repleto de colores o simplemente perder el tiempo en la pérgola con vistas a la finca y sus jardines y el mar al fondo.

El conjunto está rodeado por el resto de la finca: campo menorquín con pinos y ullastres (acebuches). Algunas las paredes secas (construcción típica menorquina para el cierre y protección de los campos) están levantadas sobre los restos de las defensas británicas del siglo XVIII.

En este espacio conviven distintos animales como caballos, gallinas y pavos reales.

TOP