Menorca: Reserva de la Biosfera

Menorca. Reserva de la Biosfera

Scott Wright

Menorca. Reserva de la Biosfera

Paul Dell

Menorca. Reserva de la Biosfera

Sergio Vargas

Menorca. Reserva de la Biosfera

Fundació Destí

El 8 de octubre de 1993 la isla de Menorca fue declarada por la UNESCO Reserva de Biosfera.

 

Las Reservas de Biosfera son lugares del planeta donde se experimenta el concepto de desarrollo sostenible. Es decir, son territorios donde la actividad humana se desarrolla de manera compatible con la conservación de los recursos naturales, con el fin de asegurar su persistencia para las futuras generaciones de habitantes y visitantes de la isla.

 

Esta declaración se ha otorgado a 411 lugares del mundo donde existen una herencia natural y cultural y donde a su vez la sociedad ha aceptado un desarrollo económico compatible con la conservación de la naturaleza.

 

Una reserva de la Biosfera es un pacto de convivencia entre el hombre y su entorno natural.

 

Unesco consideró a Menorca digna de esta declaración por la diversidad de sus paisajes mediterráneos así como las especies de plantas y animales que se encuentran exclusivamente en la isla, algunas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

 

Asimismo Unesco valoró la campiña rural de carácter tradicional que está presente en una gran parte de la isla y muy apreciada por la belleza de los paisajes. Otro factor importante fue la existencia de una gran herencia arqueológica y etnológica.

 

La administración de Menorca así como muchas empresas y organizaciones están trabajando activamente con estos objetivos.

 

Las actividades realizadas son muchas entre las que cabe destacar: recogida selectiva de residuos, compostaje de los residuos orgánicos, control del desarrollo urbano, protección del territorio, protección y cuidado de las playas y los entornos especialmente protegidos, protección de la herencia histórica, protección de plantas y animales en peligro de extinción, programas educacionales en las escuelas, educación medioambiental, educación para la protección de los recursos naturales, y mucho más.

 

Menorca está orgullosa de esta declaración, comprometida con ella y le gusta compartir su patrimonio natural e histórico con sus visitantes.

 
TOP